Esta iniciativa conjunta de las Unidades de la Universidad de Concepción,  Oficina de Transferencia y Licenciamiento, OTL, e IncubaUdeC busca reunir a los emprendedores locales con personas del ecosistema emprendedor que busquen apoyar con inversión privada estas innovadoras iniciativas.

Para conmemorar sus 15 años, Incuba UdeC quiso reunir en un mismo espacio a quienes desarrollan sus ideas, los emprendedores, con quienes dan cabida a dichos proyectos en sus empresas, como son los inversionistas.

“Vamos a realizar un encuentro entre emprendedores e inversionistas, donde están invitados todos nuestros incubados, tanto presentes como aquellos que han pasado, y todo el ‘ecosistema’ incubadora, coworks, instituciones que colaboran y nuestra red de inversionistas o potenciales inversionistas. Ello busca generar redes contactos, ‘networking’”, comenta Paula Valencia, recalcando que es la primera vez que se juntan ambos actores, como una forma de estrechar lazos y generar esas redes de contacto.

En dicho encuentro, a efectuarse el 1° de dicembre en Club Residencia de Concepción, destaca la participación del fundador de la empresa Sicom, Felipe Elso, uno de los primeros incubados, quien ha logrado que empresas privadas inviertan en su proyecto (se especializa en el diseño, manufactura y marketing de soluciones de iluminación con tecnología LED), y que se ha consolidado en la zona. “Es uno  de los proyectos exitosos que tenemos”, apunta Valencia, afirmando que su presencia busca destacar como ejemplo de lo que persigue justamente la plataforma de emprendimiento tecnológico.

Consolidación en el ecosistema emprendedor

Son 15 años apoyando el emprendimiento, las nuevas ideas de negocios y dando asistencia para desarrollar y contribuir al desarrollo local, regional y nacional. Es el destino que ha seguido IncubaUdeC, materializado en la atención de 3 mil 789 emprendedores, la creación de 457 Start Ups, 73 empresas, 111 puestos de trabajo en los últimos cuatro años y ventas históricas por MUSD 35.916.

Con esas cifras y la consolidación como entidad creada para apoyar el emprendimiento, IncubaUdeC conmemora sus 15 años de existencia, llena de logros, pero también de desafíos.

“En 2001 es la primera instancia en que la incubadora se adjudica su línea de financiamiento, pero es en 2002 cuando se consolida como parte de la Universidad de Concepción. En un inicio se buscaba que fuera una incubadora de negocios que aportara a la UdeC dentro de sus estudiantes investigadores en pos del emprendimiento, pero con el paso del tiempo nos dimos cuenta de la necesidad de que nuestros servicios no solo lleguen a la universidad, sino que abarcaran otros lugares. Hoy cerca de 60% de los incubados son externos, el otro 40% pertenece a la UdeC”, afirma Paula Valencia, directora ejecutiva de Incuba UdeC.

Una entidad que opera al alero de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de la casa de estudios penquista, cuyo vicerrector, Claudio Valdovinos, destaca el aporte que ha significado en el desarrollo de  nuevas ideas y emprendimientos. “En un principio la misión de la universidad era la docencia, luego fue docencia e investigación, y hoy se suma el hecho de transferir conocimientos e impactar en la economía y en la sociedad. Para ello se requiere de algunas unidades específicas y para eso está la incubadora”, afirma.

Y el crecimiento no se ha detenido, lo que ha llevado a la institución a decir presente en otras cinco regiones. “Pudimos, a partir del año pasado, extendernos a otras regiones. Hoy tenemos presencia en Antofagasta, Aysén, Los Lagos, Maule, Biobío y Ñuble, donde nos encontramos patrocinando proyectos e ideas de negocios”, detalla la directora ejecutiva.

APOYO MULTISECTORIAL

Paula Valencia explica que el apoyo que ha marcado el sello de Incuba UdeC se ha traducido en dar cabida a iniciativas de todo tipo, siempre con una base tecnológica y con características innovadoras y con proyección de crecimiento. “Nuestro foco es multisectorial con  énfasis de base tecnológica, lo que puede darse desde el área de salud, biotecnología, tics, biomédica, química, ingeniería, educación, etc., es decir, es bastante amplio. Hoy contamos con 155 proyectos incubados, iniciativas que tienen  adjudicadas alguna línea de financiamiento público, ya sea PRAE (Programa de Apoyo al Emprendimiento de Corfo), Capital Semilla, Fondef o proyectos del Comité de Desarrollo Productivo Regional, y 23 pre incubados”, expresa Valencia.

En tanto, los servicios disponibles van desde asesorías, capacitación y apoyo en infraestructura. “Tenemos una gama de servicios bien extensa. Si un emprendimiento tiene una idea de negocios, apoyamos en el proceso de orientación para asignarle una línea de financiamiento. Una vez que ello ocurra, los apoyamos en la revisión del formulario de postulación, y si se adjudica el financiamiento, pasa a ser parte de los incubados, donde se le entrega servicios de modelo de negocios, programa de mentorías internas, apoyo en establecer nexos con los centros de I+D de la UdeC. También ponemos nuestra infraestructura a disposición, apoyo con las redes de contactos que hemos generado en estos 15 años, tanto internos como externos, empresas e instituciones, incluso fuera de Chile para que se pueda internacionalizar con su proyecto”, dice la directora.

En paralelo, añade, “tenemos un programa de inteligencia de negocios, donde los emprendedores se capacitan constantemente. Todo esto es el apoyo técnico, para que el negocio pueda generar ventas. Además, apoyamos a los emprendedores en el área financiera y técnica, donde orientamos en procesos administrativos, como rendir fondos, entre otros aspectos”.

CONCURSOS

La participación de los emprendedores también ha sido relevante a la hora de participar de los llamados a concursos que ha efectuado IncubaUdeC.

Uno de ellos es el Torneo de Emprendimiento Tecnológico, que desarrolla en conjunto con la Oficina de Transferencia y Licenciamiento de la universidad, que en conjunto con Inacap se unieron para entregar apoyo a la comunidad. Dicho concurso consta de una duración de un año, en que se entregan cien horas de capacitación a los emprendedores y lo que busca es resolver desafíos de empresas como Camanchaca, Essbio, Everis Biogek, y Masisa, con las que se puso en marcha dicho torneo.

“Las empresas plantean desafíos y los emprendedores postulan sus ideas para resolverlos. Hoy estamos en la etapa de selección de los proyectos, al que postularon cerca de 140 iniciativas. Es un indicador potente que demuestra el interés que existe. La ventaja es que esto va a permitir prototipar la idea, y al finalizar el proceso, se va a tener un cliente listo para poner en práctica el servicio o vender el producto, ellos mismos lo van a comprar y validar”, afirma Valencia.

El vicerrector de Investigación y Desarrollo, en tanto, destaca este tipo de instancia, afirmando que “generalmente es el emprendedor el que desarrolla una idea y luego trata de venderla a las empresas. Acá parte un poco al revés. Parte de la empresa, que plantea cuáles son sus desafíos y necesidades, y el emprendedor ofrece sus ideas para resolverlas”.

FUTUROS FINANCIAMIENTOS

Y la idea es seguir apoyando a las distintas iniciativas. Para ello, Incuba Udec este semestre se adjudicó varias líneas de financiamiento, entre ellas dos SSAF (Subsidio Semilla de Asignación flexible), del Comité de Desarrollo Productivo Regional.

“Ello nos permiten llamar a concursos y convocatorias. Tiene dos grandes desafíos,  uno es orientado a mujeres que tengan proyectos asociados al área de Tics, al área de la biotecnología y de Industrias creativas, y el otro para cualquier proyecto o desafío del área logística”, explica Paula Valencia.

Respecto del área de mujeres, añade, “estamos trabajando con la Academia Ada, una academia a nivel mundial que busca fomentar el emprendimiento y tecnología en el mundo femenino, mientras que en él área de logística estamos trabajando con Irade, para que ellos nos conecten con la industria una vez que finalicen los proyectos”.

Otra fondo adjudicado es el SSAF I, con una línea nacional que busca llamar a proyectos de alto impacto, que en primera instancia se puedan adjudicar 10 millones para comenzar a desarrollar la idea, y en una segunda etapa otros 50 millones. “El objetivo es poder hacer tres convocatorias a lo largo de los años, con el fin de poder crecer de forma rápida, levantar capital privado y lograr la internacionalización en un periodo de tres años”, aclara la directora ejecutiva de Incuba UdeC.

Dichos fondos dan cuenta del apoyo que ha existido de parte de diversas entidades para fomentar el emprendimiento, algo que destaca el vicerrector de Investigación y Desarrollo UdeC. “A nivel de organismos del Estado no han parado de apoyar e impulsar el desarrollo, la innovación y el emprendimiento, a través de capacitaciones, conferencias, visualización, concursos”.

No obstante, agrega, falta mucho en el sentido de relacionar a las empresas, los inversionistas con los emprendedores. “En eso falta por avanzar. El número de inversionistas es aún limitado, falta que las empresas se atrevan y se arriesguen a dar cabida a estas ideas. La idea es que las empresas, los proyectos logren instalarse, desarrollarse y crecer, es un proceso complejo y el desafío de esta unidad es grande en ese sentido”, plantea la autoridad académica.

Mientras que otro desafío que advierte Claudio Valdovinos es que los emprendimientos se desarrollen en la zona. “La idea de retención de capital humano avanzado y de empresas en la Región también es relevante. Muchas veces hay más oportunidades en el área metropolitana a nivel nacional, pero el objetivo es que desde acá puedan desarrollarse y crecer estas iniciativas, de manera que impacten  en la zona”.

 

 

X